jueves, 4 de mayo de 2017

Pablo González Casanova cuento nahua HUEYMIZTLI HUAN TECUICUICA EL LEON Y EL GRILLO

HUEYMIZTLI HUAN TECUICUICA

EL LEON  Y EL GRILLO


Hueyi  miztli ohuetztotaya,  oyetaya,   oncan ometen omocamic otzicuin huan Tecuicuica ocotaya itic itecpancalco. Tetecuicuica otentzicuin huan  oquitzatzilli, oquilhui:
-Ximonana! Amo xicholoya! Nehuatl nitzitziquitzin, zan onicxico nopan otichocholo. Axan,  quen  ticchihuazque?
-Nozo,  quenin ticchihuazque?
-Nicnequi axan  tinechyectlaliliz notecpancalco.
-Amo timitzyectlaliliz.
-Amo? Ticyectlaliz huan  tlamo  tiquittazque.
-Ya! Tlen tinechchihuilliz? -huan ohuehuetzcac.
-Quen ticnequi  timitzyectlaliliz? Tlaxquitta, tocepan yazque.
-Tle!  Mellac cualli!
-Ahuelli, tiquitohua tehua, huan  tla ticnequi tiquittazque zan xiquito.
-A que tehuatl! Tiehue tipaxialohua!
Oyaque,  oacique  pan  cente atlatli,  oquito  hueyi miztli:
-Tla ticnequi nican ticualitacan,  cualtitentzicuinican nehuatl ica tehuatl.
-Quen amo, xinechyecana.
-Nitentzicuiniz, xinechontoca.
Otentzicuin hueyi miztli. Tecuicuica omotzico  itech icuitlapil huan  iman otentzicuin, ohuetzico  ocachi hueca  huan  quilhuia:
-Nehua   otimitzpanahui  huan   tiquitohua  ocachi  ti  chi-
chicahua.
-Nehuatl amo iqui niccahuaz! Tiquittazque occepa ica totlacahuanl
-Cualica!  Quen  tehua ticnequiz.
Oncan tecuicuica oquinotz cente yoyoliton, cuatlayacatl, chilpan. Oncan  oquinamiquito cente aaconton huan  cente mimia- huatl;  no iqui oquinamiquito cente  xixicoton quilhula:
-Xinechnanamiqui.
Oncan  hueyi miztli noiqui ye tlatlalhuia, oquinamiquito cente polo, cahauayo, cuacue;  no oquinamiquito mazatl, oquinamiquito cente yepatl,  ye quilhuia:
-Xinechnanamiqui.


El leon estaba echado,   alla estaba;  luego se levanto corriendo, asustado y [mientras] el grillo estaba en su palacio.  El grillo brin- co, le grito y le dijo:
-iDetente!  INo  huyas!. .. Yo soy  pequefiito, pero supe  resis- tirte cuando me pisaste. Ahora,  ique  haremos?
-Eso es, icomo  hemos  de arreglarlo?
-Quiero que ahora mismo  me compongas mi palacio.
-No he de componertelo.
-iQue no? Tu  lo compondras, y si no, ya nos veremos.
-iBah!  iQue  me has de hacer? -y se rio  [el leon].  iComo quieres que yo te lo componga? Mira, vamonos juntas.
-iDe veras que eres ocurrente!
-No tienes que decir nada y si quieres veremos [quien gana], inada mas habla!
-iAh, que tu! Vamos a pasear.
Se fueron juntos y cuando llegaron  a una  barranca, dijo  el
Leon:
-Si  quieres  aqui veremos [quien  gana];  brinquemos juntas, yo y tu.
-iComo no!  iVe tu delante!
-Voy a saltar. Sigueme.
Salto el leon, y el grillo  colgose  de  su cola y cuando dio  el brinco [el grillo] cayo mas adelante y le dijo:
-iYo te pasel Y dices que eres mas fuerte.
-iEso no lo dejare  asil Veremos de nuevo con nuestra  gente.
-iEsta bueno!  Como  tu quieras.
Entonces el grillo  llamo a todos  los  mosquitos,  abejas y avis-
pas coloradas.  Despues  a un moscardon,  a una  avispa,  [y]  tam- bien fue aver a un abejorro [ya cada quien]  le dijo:
-iAyudame!
Mientras,   el leon empezo  tarnbien  a invitar [a otros anima- tes]; fue aver a un burro, a un caballo,  a un buey; tambien fue a ver a un venado;  fue aver a un zorrillo y entonces le dijo:
-Ayudanos.
Y dijo el zorrillo:



Huan  oquito  yeyepatl:
-Tlenon ticnequi  ica timitznanamiquiz. Oquito:
Nicnequi  totehuitique ica occequin yolcame. Huan  oconitoaya:
-Zan  ica nehuatl tlen quinequizique,  zan xinechcahualli. Oquito hueyi miztli:
-Oya cualica!,  ica tehuatl amo nomotia. Oncan  ye oquitlatitlanili in tecuicuica:
-Axcan ye ima tonamiquizque ixtlahuapa Ayohualco, huan ompa  tla ticnequi  totehuizque. Ompa  motaz aqui  non  tlaxixiliz. Ompa  xinechchia ica mo tlacahuan.
Oncan  hueyi miztli oya canin oquitlalhui ica itlacahuan. Oacic.
-Noca xitlacuacan.
Onca tlacuaticate icuac oquicaque tecuicuica  ye otzatzic, qui- milhuia  itlacahuan:
-Ximehuaca, ye oecoc hueyi miztli aquin  ica totehuizque. Omen,  quinamicti. Oncan  hueyi miztli ye oquipehualti mote-
hula  huan tecuicuica  zan tentzicuintinemi. Iman ye ocia, oquito hueyi miztli:
Axan ica totlacahuan ma totehuican, za tehuan amitla tochi- huilizque.
Oncan  ohualmonamictaque motehuia huan  yeyepatl  hueca quimittatica huan  ohuallaque nin yoyolcame  nontlamini, opeque quimini.  Iman otzatzic hueyi miztli oquitzatzili, yeyepatl, quilhuia:
-Xihualehua, ye nechtlamiticate!
Oncan  ye otzatzic yeyepatl:
-Axcan notlacahuan, tiehue  ticpalehuia! Ye quitlamiticate. Oncan oya yeyepatl ica itlacahuan ipan occequin;  oncan ohua-
laque itlacahuan Tecuicuica ipan yeyepatl huan  nochtin itlaca- huan  yeyepatl omocuepque,  omocuitlapiletiquetzque  imixtlan yoyolime  huan  hueliquimicxi. Oncan  ohualaque nochtin yoyoli- me impan huan  oquinmiminque  huan  hueyi  miztli ica  occequin ye oquintepayoloque quintehuia.  Oquito  hueyi  miztli:
-Axan xinechcahua!  Ye onitlapolol Timitzyectlaliliz  motec-
pancalco! Totlazotlacan que teotl motlanahuatilfa.
Oquito  tecuicuica:
-Xicyectlali notecpancalco.




-c:En que  quieres  que  te ayude  yo? Dijo:
-Quiero  que vayamos a combatir con  los dernas animales.
Y le dijo:
-Conmigo solo  [basta] lo que  quieran.  Dejamelo a mi. Dijo el leon:
-iEstoy bien!,  contigo  no  tengo miedo. Ya entonces reto al grillo:
-Llego  la hora de encontrarnos en el campo  de Ayohualco;
si quieres,  alll combatiremos.
-Alla se vera quien gana.  Esperame alli con tu gente. Entonces  el leon  se  dirigio al lugar  donde habia estado con
su  gente.  Llego.
-Coman  entretanto.
Cuando estaban comiendo, de  repente oyeron que  el grillo llamo a su  gente y Jes dijo:
-Levantense, que  ya llego el leon con quien vamos a com- batir.
Se levanto  y fue  a su encuentro.  Entonces  el leon  empezo  a tirar zarpazos y el grillo  nada mas  brincaba de  un !ado a otro. Cuando se canso,  dijo  al leon:
-Ahora combatamos con  nuestra gente, pues nosotros solos no nos haremos nada.
Luego  se encontraron [sus  ejercitos]  y entraron a combate  y el zorrillo desde lejos los vela y llegaron los animalitos que  pican con su aguijon y empezaron a picarles.  Entonces grito el  leon, llamando al zorrillo y diciendole:
-iVen,  que ya estan acabando conmigo! Entonces grito tambien el zorrillo a su gente:
-iAhora,  mi gente, vamos  a defenderlo!  iYa estan  acabando
con el!
Entonces el zorrillo se dirigio con  su tropa sobre los otros y entonces se  echaron todas  las  tropas del  grillito sobre  el zorrillo y todos  los soldados de!  zorrillito se volvieron con  la cola  levan- tada,  de  espaldas a los animalitos, y se ventosearon con fuerza. Entonces se echaron todos los insectos sobre ellos y los picaron y al  leon y los dernas  ya los habian atarantado  de  tanto picarles. Entonces dijo  el leon:



Hueyi  miztli tlen oquichin oconan  cuacuecuitlatl huan  ocon- tlali:
-Ye otiquittac, zan  nenca  ye otinechcocolti. Axan  manto- tlazotlacan que  teotl quimotlanahuatilia huan  man  tlami  nochi quexquich oticpiaya ica ototehuitinernia.


-iAhora dejame,  ya perdi!  ITe cornpondre tu palacio!  iAme- monos  ahora como  Dios manda!
Dijole el grillito:
-iCompon mi palacio!
Lo que hizo el leon  fue coger una bofiiga  de res y ponerla.
-Ya viste,  inutil fue que me hicieras daiio. Amernonos ahora
como  Dios manda y que  termine todo  cuanto  tenfarnos  por lo que andabamos riiiendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario